Demasiado bueno para este mundo: Spaced

Volvió la sección (por llamarla de alguna manera) “Demasiado bueno para este mundo” donde la idea es recordar lo buenas, buenísimas, que han sido algunas cosas que nos ha dado la TV mundial. Un poco a modo de contrapeso con las bizarreadas que llenan este espacio, en posts como estos la idea es entender que, a pesar de todo, existen maravillas que no fueron lo suficientemente reocnocidas.

El caso de hoy es una serie británica llamada “Spaced“. No es que nadie la conozca, hoy por hoy es todo un objeto de culto, pero también es cierto que masivamente no resulta muy conocida y esto, admitámoslo, tiene bastante sentido. Spaced es de esas series que cuando el nerd promedio mira, piensa: “Sea quien sea el enfermo que escribió esto, me conoce y me comprende, aunque nunca nos hayamos cruzado”.

Es una serie tan, pero tan desquiciada, que internamente pensamos que todo mortal debería verla, pero a  la vez dudamos antes de recomendársela a cualquiera. Pero sin ánimos de entrar en una suerte de elitismo geek, la idea de este post es que quienes lleguen hasta acá y no a conozcan, le den al menos una oportunidad.

Si hubiera que definir en pocas palabras Spaced, podría decirse algo más o menos así: es una serie hecha por personas dementes, con una historia demente, con humor demente y estilo de filmación demente. Ya en términos más formales, podemos adelantar que Spaced cuenta la historia de dos personas que se conocen de casualidad y deciden hacerse pasar por una pareja para poder alquilar un departamento a bajo precio.

Sus nombres son Tim y Daisy y los actores que los interpretan se llaman nada menos que Simon Pegg y Jessica Hynes, dos humoristas ingleses que serían la delicia de un psiquiatra. El tercero en discordia es el director de la serie, Edgar Wright, director de uno de los trailers falsos de Grindhouse y actual encargado de llevar a la pantalla grande la versión fílmica de “Scott Pilgrim VS The World”.

Volviendo a la historia ficcional que plantea Spaced, de esta unión absolutamente interesada, surge la amistad de Tim y Daisy, que en realidad son dos perdedores natos. Él, trabaja en una comiquería aunque su sueño es ser dibujante de cómics. Ella, no hace absolutamente nada pero quiere ser periodista. Ambos basan su vida en el autoboicot: Tim se la pasa jugando a la Playstation y Daisy se bloquea ante la hoja en blanco.

A esta dupla maníaco depresiva se suman otros personajes salidos de los sueños más drogados de alguno de los antes citados. El primero y más importante es el actor Nick Frost, mejor amigo de Simon Pegg en la vida real y también en Spaced, ya que su personaje, Mike, es un loco obsesionado con la guerra que se pasa la vida siendo la sombra de Tim. Los vecinos del edificio son dos: Marsha, la dueña de los departamentos, fumadora compulsiva, empastillada eterna y abiertamente enamorada (por usar un término suave) de Brian, el excéntrico vecino artista que, según el mismo, pinta con “ira, frustración, ansiedad…” en lugar de con acrílicos.

La serie se basa en las situaciones absurdas y dementes en la que se envuelve este grupo y que generalmente están relacionadas con que la dueña de casa, Marsha, no descubra que Tim y Daisy no son novios sino apenas conocidos. Lo interesante es que la serie plantea un humor bien inglés: absurdo, ácido, muchas veces surrealista, que mezcla la realidad con la ficción a cada momento y que tiene como hilo conductor las alusiones a películas de culto, videojuegos y elementos varios de la cultura popular.

Este grupo de mentes maravillosas, no tardó en darle al cine (poco tiempo después de la culminación de Spaced en 2000) varias películas que seguían la línea marcada por la serie, aunque con un poco más de presupuesto y a veces, sólo a veces, cierto aspecto más plausible a hacer masivo el producto. Eso sí, nunca se traicionaron. Así filmaron “Shaun of the Dead” y “Hot Fuzz”, dos excelentes filmes con el mismo elenco y alguna que otra incorporación de primer nivel, como los actores Dylan Moran y Bill Bailey (de otra excelente serie llamada “Black Books“).

Recomendada para todos aquellos que gusten del humor antes descrito, las alusiones a aspectos muy nerds de la cultura y momento como los siguientes…

Que la Fuerza los acompañe!!

=Malena=

2 comentarios

  1. el otro dia vi la peli “shaun of the dead” donde labura ese actor…. jaja

  2. […] al siempre presente Nick Frost, su compañero de batallas en maravillas como Hot Fuzz y la serie Spaced, se embarcan en una nueva aventura con todos los elementos que estos chiflados saben llevar con […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: