Patoaventuras live action

No se asusten, no hay ningún proyecto de llevar Patoaventuras a una película de acción real. Si nos detenemos a pensarlo, sólo se me ocurre que podría quedar algo como…

Howard_the_Duck_-_the_code_key1

Mmm mejor dejemos eso para los chicos de Marvel. La cuestión es que alguien tuvo la idea de recrear la intro de Patoaventuras con animales reales y quedó este simpático video:

Para refrescar la memoria:

Y la versión original con el opening en inglés:

Anuncios

El regreso de Star Wars: idas y vueltas de las secuelas

La diferencia entre lo que ocurre y lo que queremos que ocurra, por estos días y referido a Star Wars, es una línea tan delgada como tentadora. ¿Qué sabemos? Que Disney compró en un 60% las acciones de Lucasfilm y todas sus subsidiarias y, de paso cañazo, anunció no una sino tres nuevas películas para los años venideros. El año señalado para el desembarco de la nueva trilogía (que no puede llamarse así, sino trilogía de precuelas, tercera trilogía o 3T, TT, etc) es 2015. A partir de ese momento, el regreso de la saga será cosa de un puñado meses ( y unos cuantos puñados de dólares).

No obstante esto es lo único confirmado hasta el momento. Sólo una promesa de trilogía y un año, sin más. No se sabe en qué época de la historia se situará, si respetará o no el Universo Expandido (novelas, comics, videojuegos), si reeboteará todo el asunto, si planteará un momento alejado por milenios de la historia o qué. Tampoco se sabe si volverá algún actor de la Trilogía Original, ni quien será el director, ni si John Williams volverá a ponerle la música o qué rol cumplirá el ahora accionista minoritario George Lucas, posicionado en el cargo de consultor creativo.

Lo que sí es interesante, aunque más difícil de rastrear en cierto punto, es el derrotero de este esperado Episodio VIII. Muchos fans de Star Wars sabemos que hasta no hace mucho se le adjudicaba a Lucas el decir que la saga de Star Wars siempre estuvo pensada como una gran obra de nueve actos. Las primeras alusiones a esta supuesta trilogía de secuelas pueden rastrearse en la revista Times, con fecha en 1979:

Time magazine article reported that the newly formed Star Wars Corp. would be producing “Star Wars II, and then, count them, ten other planned sequels.”

Finalmente Empire Strikes Back, la secuela inmediata de Star Wars vio la luz y se convirtió en la mejor de la saga. Sin embargo, la idea de películas que sucedieran a la Trilogía Original se fue diluyendo con el correr del tiempo. En este caso, se redoblaba la apuesta: no se hablaba ya de tres trilogías, sino de dos películas más lo que convertiría a SW, por ese entonces, en un plan para 12 películas.

Pero el artículo de Times bien podría haber incurrido en algún error de interpretación o incluso el amague de marketing por parte de la Fox. Sea lo que fuera, la confirmación (al menos por el momento) del mismísimo George Lucas, llegaría en los ochenta, durante una entrevista en el set de Empire Strikes Back allá por 1979:

“The first script was one of six original stories I had written in the form of two trilogies. After the success of Star Wars, I added another trilogy. So now there are nine stories. The original two trilogies were conceived of as six films of which the first film was number four.”

“El primer guión es uno de seis historias originales que escribí en forma de dos trilogías. Después del éxito de Star Wars, agregué otra trilogía más. O sea, ahora hay nueve historias. Las dos trilogías que había escrito originalmente fueron cincebidas como seis películas, cuya primera lleva el número IV”

En 1980, ratificó esto en L.A. Reader y agregó que estimaba que estas nueve películas tomarían un tiempo de producción de no menos de 20 años. Lo cierto es que hace tiempo A New Hope cumplió tres décadas y la susodicha tercera trilogía todavía no vio la luz. También es cierto que cuando Lucas filmó la Nueva Trilogía (Episodio I, II y III) atribuyó a la tecnología el haber esperado tanto tiempo para continuar la historia. Según sus propias palabras, repetidas un sinfín de veces después de 1999,  la tecnología de los ’80 no estaba a la altura de poder mostrar lo que él soñaba para unas películas situadas en pleno auge de la Antigua República.

Las primeras ideas que rondaban la Tercera Trilogía (aunque a esta altura es difícil saber cuáles fueron realmente dichas por Lucas y cuáles resultado de la unión de la esperanza de los fans y las ideas del Universo Expandido), estaban relacionadas con un Luke Skywalker convertido en un curtido caballero Jedi, cuatro décadas después de la Batalla de Endor que puso fin al Imperio y fijó el regreso de la República a la galaxia.

La idea era que ciertos restos del Imperio se mantuvieran, en forma de pequeñas células de militares nostálgicos, en varios rincones de la galaxia y sobre ellos debiera lanzarse la nueva generación Jedi de la Orden inaugurada por Luke. En 1983 la revista Times nuevamente se refirió a este proyecto, explicando que pondría énfasis en el desarrollo personal y los dilemas morales de sus protagonistas.

En el libro “Icons: Intimate Portaits” de Denise Worrell (1983), en un capítulo dedicado a George Lucas se le atribuían más frases respecto a este tema, aunque con una rotundidad menor que las anteriores:

“If the first trilogy is social and political and talks about how society evolves, Star Wars is more about personal growth and self realization, and the third deals with moral and philosophical problems. The sequel is about Jedi Knighthood, justice, confrontation, and passing on what you have learned.”

Más allá de mitos varios, desmentidas y teorías cuasi conspirativas (como la idea de personajes congelados, literalmente, en Episodio III que revivirían cual Fry en el futuro), fueron pocas las veces en que concretamente se habló de esta secuela como algo más que una idea lanzada al aire.

El productor Gary Kurtz, quizás una fuente de primera mano de estos temas, sostuvo que las ideas respecto a la trilogía de secuelas eran, efectivamente, vagas y es un misterio saber si en algún momento se lo barajó, en términos de negocios, como una posibilidad viable.

La idea de la hermana perdida apareció hasta que el interrogante de quién podía ser la otra Skywalker terminó explotando en la nariz de Luke con la revelación de que era nada menos que Leia. Se sabe que Lucas, desde algunos de los primeros bosquejos de la saga, la imaginaba protagonizada por hermanos, cosa que no prosperó en las infinitas reescrituras de guión. Incluso se dice, y con bastante seguridad, que hasta Empire Strikes Back no estaba definido que Leia resultase siendo la hermana y que probablemente esto ocurrió para ponerle fin al  triángulo amoroso entre los protagonistas. De hecho, se esperó hasta último momento ya que decidieron dejar a Han Solo congelado en carbonita en tanto Harrison Ford no confirmara si estaría para Episodio VI. Se manejaba la posibilidad de matar  a Solo y dejar a Leia y Luke como pareja. La idea de la hermana era uno de los tópicos que se barajaban como centro de la presunta tercera trilogía. También se llegó a decir que la aparición del Emperador no iba a ocurrir sino hasta Episodio IX

Un libro publicado por Michael Kaminski en 2008 y titulado oportunamente “The Secret Story of Star Wars”  justamente recogió muchas de estas suposiciones.

Hubo sospechas por montones de que la Trilogía de secuelas era un plan flagrante de Lucas que nunca se terminó de definir como tal, por ejemplo cierta leyenda en los juguetes de Kenner correspondientes a Return of the Jedi, en los que se leía: “final chapter in the middle Star War trilogy”

Mark Hamill en su momento también habló de que Lucas le había comentado este asunto, pero nunca en términos oficiales o en plan mesa de negociación, sino como mentarios al pasar en los que el propio Mark no se imaginaba siguiendo con SW en un año tan distante como… 2011.

En 1998, volvieron los rumores de al menos una película con los actores originales en tiempos donde ya  era una realidad la Nueva Trilogía.

A esto le siguió una desigual cantidad de frases de Lucas, en las que a veces ratificaba la existencia de una trilogía de secuelas, o bien las descartaba de lleno. Se llegó incluso a decir, entre el fandom, que Lucas nunca había hablado realmente de trilogía de secuelas, pero lo cierto es que el fantasma del regreso se remonta incluso antes de que Episodio I estuviera en la cabeza de nadie.

Finalmente, 2012 fue el año, no del fin del mundo sino del inicio de una era muy esperada y atrasada en lo que al universo de SW se refiere. Una etapa llena, por ahora, de interrogantes y datos poco claros, pero prometedora para los que hace años esperan saber, de boca de Lucas o alguno de sus intermediarios, qué pasó con el trío protagónico histórico, más allá de las maravillosas historias del UE.

Fuente y más información: Wookiepedia

Si esta entrada te gustó, las próximas te van a encantar:

Star Wars Uncut

La muerte de Bob Anderson

La genial Carrie Fisher

Pequeñas anécdotas sobre las colecciones

Robot Chicken

La muerte de Irvin Kershner

Star Wars en la estación Retiro

Star Wars pósters rebeldes

Star Wars Turco

Star Wars Brasileña

Los 54 años de Carrie Fisher

Las aventuras (gráficas) de Han Solo

Fanboys, la pelicula

Return of the Ewok

Disney es magia

Después de todo el revuelo causado por la compra de Lucasfilm por parte de Disney, se han dicho tantas cosas y se tienen tan pocas certezas que recomiendo seguir las novedades por éste, mi queridísimo foro Universo Star Wars, mientras que en el blog no nos volveremos tan locos subiendo elucubraciones y rumores.

Sin embargo, todo esto de volver a hablar sobre Disney y sobre sus características como empresa me hicieron recordar algunas de las publicidades que solían aparecer en los videos del ratón acá en Argentina cuando todavía eran los tiempos del VHS. Si se quieren dar un viaje por la infancia, esto arranca así:

Gativideo fue una de las empresas líderes de la Argentina en lo que a distribución se refería, junto a LK TEL y AVH. La primera corrió la misma suerte de Gativideo, firmas que bajaron la cortina definitivamente en 2009, aduciendo su debacle al auge de la piratería. Y, claramente, a un modo caducado de hacer negocios que nunca quiso/pudo aggiornarse a los avances de la teconología. Cuestión que Gativideo le puso punto final a su presentación de entrañable musiquita y se retiró del rubro.

En esos tiempos, Página 12 publicaba:

Por el momento y en lo concreto, el cierre de Gativideo dejará sin representación local a las producciones de Disney, Fox y MGM, además de algunos sellos independientes. El rumor, confirmado de forma extraoficial, indica que la representación local de Walt Disney Pictures tomará a su cargo el catálogo de las majors mencionadas. A ello le sumaría el de Sony/Columbia, que el cierre de LK-Tel dejó sin distribución. Por su parte, AVH seguirá detentando la representación de Warner, Universal, Paramount, Dreamworks y HBO, así como SBP/Transeuropa continuará siendo la más fuerte de las independientes. Pero el paisaje después de la batalla –mercado achicado, menos jugadores, menos opciones, trabajadores en la calle– no es bueno para nadie.

Siguiendo el recorrido del VHS de Disney, también solíamos encontrar diferentes advertencias en contra a ese estúpido y sensual fantasma del video trucho y el aún más temible, aunque inimaginable por ese entonces… Internet.

Pensar que tantos años después, las cosas no cambiaron demasiado:

Otro de los grandes momentos antes del arranque de la película en cuestión, era esa especie de Himno Disney:

Y la publicidad que nos hizo babear sobre el parque de diversiones, lamentablemente sólo la encontré en su versión original siendo que me quedó por siempre la impresión de que acá era narrada por el mismo locutor de Torres de Manantiales 😛

Si esta entrada te gustó, las próximas te van a encantar:

Disney compró Marvel

Disney Animation Festival: cuando vino a la Argentina!

Cinco mitos sobre Walt Disney

Dinosaurios (vivos) de Disney

El Mundo de Disney, con leonardo Greco

El presunto plagio de Toy Story

Mil y un versiones de Peter Pan