Rip offs de Indiana Jones: la aventura tiene varios nombres

lucas_spielberg

La reacción más o menos esperada ante un exitazo de taquilla es que se ponga de moda. Y, el resultado de las modas suele ser un sinfín de productos parecidos de la más variada calidad. Casi todas las películas que marcaron una época fueron seguidas por una serie de producciones de cine y TV que compartían varios de sus elementos: el tema, el enfoque, la caracterización de personajes y sus múltiples combinaciones.

Indiana Jones, obviamente, fue un caso paradigmático. Ante todo vale aclarar que Indy no fue un producto insólito. La genialidad en su gestación tuvo que ver con poder reinventar aquellos seriales de televisión con los que se había criado toda una generación. La misma generación que, en la década del 80, estaba dando el batacazo con su modo de hacer cine. La generación de Steven Spielberg y George Lucas.

Cuando los dos directores comenzaron a idear Indiana Jones, ni siquiera existía Star Wars. Pero fue el éxito de “Una Nueva Esperanza”, lo que le dio el empujón a Lucas para insistirle a su amigo con aquel proyecto del aventurero de sombrero que le había comentado años atrás. Los detalles sobre la producción de Indiana Jones son relativamente conocidos y no apuntan al foco de esteartículo, pero me permito recomendarles, si les interesa conocer un poco más de la creación de Indy, los documentales que pueden verse en la edición de DVD de la trilogía.

Y, si lo que les interesan son aspectos un poco más técnicos o menos vistos de las películas, pueden echarle un vistazo a “Great Movie Stunts: Raiders of the Lost Ark”, un documental sólo editado en VHS que puede verse completo (aunque en mediocre calidad visual) en Youtube.

Superado este intervalo con Indy, vamos a lo que vino después. Corría el año1981. El cine se preparaba para una década que hará historia en lo que a género fantástico y afines se refiere. Mientras la ciencia ficción es otra vez revolucionada por Star Wars con “Empire Strikes Back”, otro héroe con el mismo rostro de Han Solo irrumpe y pone en escena aquellas tramas fuertemente aventureras en mundos exóticos y contextos bélicos.

El cine y la TV, como quien dice, recogen el guante al instante y se instaura una moda repleta de héroes de acción autosuficientes, soberbios pero entrañables, profundamente motivados por encontrar un tesoro oculto. Las aventuras vuelven a la pantalla y así surge una Indymanía que duraría muchos años.

Sigue leyendo

Anuncios

Germán Krauss, con sombrero y látigo, pero sin hijo dibujado.

Viajar en el Subte en hora es pico es, sin lugar a dudas, la experiencia más cercana a formar parte de una escena de “Metrópolis”, la película de Fritz Lang. Específicamente en la estación 9 de Julio, donde se realiza la combinación con las líneas B, D y C, es común que los pasillos se llenen de oficinistas zombies que caminan muy lentamente, meciéndose como un péndulo y mirando el vacío. También es un buen momento para que se nos introduzcan en la mente ciertos mensajes endiablados: que los Peques han vuelto a salvar el día, que si la inflamación no se va el dolor vuelve o… “¡¡¡siii Miguel!!!”. Sea cual sea el caso, hubo uno de esos spots publicitarios que me hizo salir de la turina y creer que, de vez en cuando, el mundo se vuelve más bizarro y divertido.

“Tuturuutuuuuu”

Situación: Bristol Medicine, una empresa de salud prepaga, lanzó una publicidad que es extraña sí, pero que a la vez resulta terroríficamente nerd (y, por ende, genial). La propaganda muestra al actor argentino Germán Kraus vestido como Indiana Jones y recreando la escena que abre la saga cinematográfica: el momento en que Indy “captura” el ídolo Chachapoyán en Perú y más tarde es perseguido por la roca gigante. La parte de la roca se la ahorraron en el spot, pero no deja de ser sorprendente ver en medio de un viaje en subte a Kraus explotando su cierto parecido con Ford y homenajeando esta escena, así, de la nada y en pleno siglo XXI. Nota mental: los 80’s nos perseguirán hasta el día del Juicio.

Ok, el ídolo indígena es cambiado por el logo de la prepaga, lo cual debe causar un adelantamiento del apocalipsis maya, pero no deja de resultar insólito que se hayan tomado el trabajo de imitar, incluso, los movimientos que hace Indiana con los dedos cuando calcula cómo dar el zarpazo para robarse la reliquia. Y hago énfasis en ese gesto, porque quienes hayan visto los documentales del Detrás de Cámaras de India Jones and the Raiders of the Lost Ark recordarán que Spielberg estaba obsesionado con que ese momento de tensión saliera perfecto.

Germán Kraus, por otro lado, tiene un aire, vamos a aceptarlo, y esta estrategia de recrear al Indy actual en una de las escenas más famosas de la saga es algo que, al menos a mí, me sacó del rutinario viaje en subte cual señal divina. Y sí, esto ha sido un chivo friki y completamente gratuito a la empresa en cuestión. Así que muchachos de Bristol, si a su página llega gente proveniente de un tal “Que Planeta Generoso”, aceptaremos con gusto el cheque de agradecimiento!

Pueden ver la publicidad, acá: (gracias, Leo Rubio, tenía este post en borrador por no encontrar el spot xD)

http://www.portalpublicitario.com/content/view/3509/107/

Que la Fuerza los acompañe!

=Malena=