Videoclubes: adiós al club de tus amores.

¡Internet matará al libro!, gritaban los apocalípticos. Pero los libros siguen ahí. ¡Internet matará a la TV!, siguieron diciendo pero la tele se mantiene firme junto al pueblo, como Crónica. Y mientras la cuestión se dirimía en esos términos, los videoclubes fueron desapareciendo. Lenta e inexorablemente cerraron y hoy queda unos pocos de aquella multitud de los ’90. Fueron, como otros emprendimientos, salidas desesperadas de la crisis… igual que el taxi, la cancha de paddle y el parripollo. Todos rubros en extinción, vale decir, pero el videoclub tuvo siempre ese queseyo que lo hizo mucho más entrañable que sus compañeros comerciales de batalla. ¿Quién no soñó con tener su propio videoclub? 

Aún quedan algunos, y en mi zona (San Telmo)  parece haber una suerte de bastión de resistencia para estos negocios. Pero no deja de ser cierto que los videos son una especie en extinción, comos los VHS mismos (que ya están en su prolongado velorio). ¿Qué mató al videoclub? Sin dudas, la desaparición del video y la llegada del DVD con sus versiones piratas mucho tienen que ver con esto.

Internet llegó con sus sitios de descarga, y sí, me hago cargo que poco tiempo atrás hablé con gran admiración sobre Pirate Bay. La gente descubrió que era más fácil comprar por 5 pé el estreno y verla en cualquier momento, o descargarla de Internet por el módico precio de… nada. Luego eliminar o coleccionar era elección de cada uno. Los videoclubes, algunos al menos, se sumaron a la ola pirata y, para hacerle frente a la mala racha económica, a veces agregaban versiones truchas en sus catálogos.

Mientras el precio de las copias iba bajando, hasta ser virtualmente gratuito (sin contar el necesario, aunque multi utilitario servicio de Internet),el precio de los alquileres aumentaba. Hasta los más fanáticos del videoclub le fueron siendo infieles y de a poco la rutina de bucear en las góndolas de pelis fue suplantada por los buscadores de trackers, los blogs de cine en descarga, Mininova (que en paz descanse) o Taringa. Se vino la noche.

Hace unos días se empezó a correr la bola de que en seis meses no existirán más videoclubes en la Argentina, y aunque el pronóstico parezca un poco exagerado, lo cierto es que el titán Blockbuster está quebrado. La guerrilla virtual mató al McDonnalds de los videos sobrepreciados, pero lamentablemente en la batalla, los clubes de barrio fueron daños colaterales.

Cuando Blockbuster llegó en 1995 a Argentina, los videoclubes se las tuvieron que arreglar. Muchos cayeron y otros se mantienen en los barrios más tradicionales, con un público cautivo que cada vez encuentra nuevos recovecos de huída. Hoy Blockbuster cuenta con una deuda de $1.000.000.000 y los ejecutivos apuntan, sobre todo, al P2P, iTunes y YouTube. Al día de hoy, Blockbuster cerró sus sucursales, según indica la Wikipedia, de Perú, Ecuador, España y El Salvador.

El 26 de agosto de 2010, los medios de comunicación informaron de que Blockbuster estaba pensando en la presentación de declararse en Capítulo 11 de bancarrota a mediados de septiembre. A la luz de esta noticia, la compañía del director financiero (CFO), Tom Casey, renunció el 11 de septiembre. Fue sustituido por Dennis McGill, ex director financiero de Sistemas Kleen, Inc.

El 22 de septiembre de 2010, una fuente cercana a Blockbuster anunció que iba a presentarse para el Capítulo 11 en pocos días. Se está llevando a unos US $ 900 millones en deuda. La petición de quiebra previsto se espera que anuncie un préstamo de $ 125 millones en el fin de reorganizar la empresa y competir mejor con sus rivales.

Blockbuster Canada opera de manera independiente con 443 tiendas en Canadá y se ha mantenido la estabilidad financiera. Blockbuster Reino Unido, Australia y Chile también son una entidad separada y no se verán afectados. En Argentina se espera informacion sobre su permanencia.

En términos locales, más barriales, digamos, se pueden seguir las novedades del mundo de los videoclubes argentinos en la página de la Cámara Argentina de Videoclubes.

Quizás queden pocos. Probablemente en unos años ya sean algo de culto hasta que lentamente desaparezcan por completo. Pero, en el interín, podemos recordarlos con una película que, siempre que puedo recomiendo, y en este casi se aplica perfectamente ya que la definiría como “una película de amor al VHS”. Be kind Rewind, señoras y señores. Porque sólo existe una cosa mejor que el cine de los ochenta… el cine suecado de los ochenta.

Que la Fuerza los acompañe!

=Malena=

Anuncios

10 comentarios

  1. Muy buena la nota, la verdad me gustó mucho. En mi caso, frecuenté videoclubes durante muuuchos años, inclusive cuando ya tenía banda ancha y podía bajarme lo que quisiera. Por varios motivos decidí dejar de alquilar VHS o DVD: si buscaba pelis viejas, muchas veces no las conseguía (acá no tenemos “mostros” tipo Blockbuster, si bien hay videoclubes grandes), o por ahí buscaba películas que no se habían editado nunca en el país y por ende eran imposibles de conseguir (y a veces pasaba que sí habían llegado acá pero no estaban para alquiar en mi ciudad, en fin). Con el tiempo también se convirtió en una cuestión de comodidad, lo admito, que me daba fiaca ir a alquilar y después ir a devolverlas, pero más allá de todo esto creo que lo que definió mi cuasi “divorcio” con los videoclubes fue el hecho de que cada vez que alquilaba pelis (y cuando iba no me llevaba una, no, me llevaba 3 o 4) SEGURO tenían alguna falla. Muchas veces me pasó de alquilar un DVD y que a la mitad estuviera rayado y fuera imposible seguir viéndolo (así es como nunca, hasta el día de la fecha, vi Kill Bill… sí, mátenme). Otra vez me pasó que había alquilado Milagros Inesperados en VHS (esa con Tom Hanks, basada en el libro The Green Mile de Stephen King) y que el final era inexistente! En la mejor parte la cinta saltaba a los últimos dos minutos, y de ahí a los créditos. ¿? Cuando fui a preguntarle al dueño del videoclub me dijo “ahh, es que estaba mal la cinta y tuve que cortarla, y no tengo otra copia”. ¬¬ Alto garca. Y bué, básicamente fueron una suma de todas estas cosas las que hicieron que le perdiera el amor a los videoclubes.
    Sin embargo hay cosas que extraño de los videoclubes que Internet nunca me va a dar, como ir y pasarse una hora entera rodeada de cajitas de DVD y/o VHS y chusmearlas a todas (en realidad esto de chusmear sinopsis de películas se puede hacer con Internet, pero no es lo mismo). También lo que más extraño es hacerme amiga de los dueños de los videoclubes y que me recomendaran películas, actores, directores, etc., porque la verdad así había aprendido un montón.
    En fin, creo que me quedó medio testamento todo esto, pero el artículo me hizo recordar muchas cosas sobre mis ex amados videoclubes, snif, snif!

  2. Totalmente de acuerdo, Fio!!! Yo nunca fui a Blockbuster, en parte porque en mi barrio no hay (como muchas otras supercadenas de “cosas” (musimundo, Carrefour, esas cosas) y siempre estuve en videoclubes de barrio. LO que extraño es exactamente lo que decís, pasar las cajitas, mirar todo, es el mismo efecto de las librerías de usados, las comiquerías… esa sensación de estar rodeada de cosas, jaja.
    Creo que dejé los videoclubes más o menos en el 2005, cuando le tomé la mano a las descargas y los sitios empezaron a poblarse de pelis de todo tipo. Pero antes de abandonarlo por completo, iba al videoclub día por medio! Era el momento que estaba tachando filmografías de ciertos actores ingleses, jajaja, para mi sorpresa en el videoclub de casa tenían un montón de esas pelis. También lo usé mucho cuando hice una monografía para el colegio sobre cine de hombres lobo jaja. Pero bueno, internet ya a esta altura es imparable! Saludos!!

  3. Te odio profundamente! Ahora tengo que ver esa película… claro, como me sobra tiempo… Y bue, que se le va a hacer.
    Nunca fui muy asiduo de ir a los videoclubes, y la verdad que vi pelis en la tele siempre, pero nunca me gustó mucho cuando cambiaron el videoclub del barrio por una panadería. Che, muy bueno lo que escribiste y geniales comentarios.
    Suerte. Me voy a buscar la peli esa… 😉

  4. be kind rewind..LA peli del año pasado

    el otro dia consegui el vinilo original de “volver al futuro” a 5 p..los milagros existen

  5. Además del propósito principal de alquilar películas, no hay que olvidarse de que algunos videoclubes también alquilaban cartuchos de 8 y 16 bits (Family y Sega, respectivamente, aunque había también quienes tenían de Super Nintendo) Me acuerdo de salir los viernes de la primaria y alquilar 1 ó 2 cassettes en el videoclub a la vuelta de la primaria. Qué época gloriosa…
    En cuanto a los VHS, alquilaba 2 ó 3 cada sábado en otro local del barrio, que irónicamente quedaba justo enfrente del gigante recientemente caído Blockbuster. Lo mejor de ser cliente de aquel pequeño club es que conseguía películas que en Blockbuster jamás iba a haber, como cine mudo, de superhéroes de los 40 (específicamente de “El Capitán Marvel”), ciencia ficción y tantas otras que la dueña del local recomendaba. Si bien me gusta la absurda variedad que se consigue en inet, extraño esa “calidez” del videoclub. Será que me estoy poniendo viejo… Ahora el único que conozco que sigue en pie es uno que queda a la vuelta del laburo, en Balvanera, y que siempre que paso está abierto y verlo me retrotrae a los 90. Buen post (salvo por la foto de Tarantino, jajaja).

  6. La alternativa para los amantes del cine que tienen un video club y se ven obligados a cerrar:
    Cines alternativos! pequeños espacios. con unos sillones comodisimos un proyector de buena resolución.
    Cinefilos por doquier que se cansaron de ver peliculas aternativas en la compu y alguna que otra pareja que te alquila el cuarto en un plan de cita romantica. jaja
    Buenisima la nota Male!
    Besotón!!

  7. Hola

    Me llamo Cristina soy administradora de un directorio web/blog. Tengo que decir que me ha gustado su página y le felicito por hacer un buen trabajo. Por ello, me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren también en su web.

    Si estás de acuerdo. Házmelo saber a cristina.cister@hotmail.com

    Suerte con tu web! 🙂
    Cristina

  8. Hola amiguilla, buenisimo el articulo… justo el otro dia en el noticiero salio un informe sobre los videoclubs, que en pleno auge en mi ciudad Santa Fe llegó a haber como 250 y ahora solo quedan una decena.

    Hará 4 años me hice amigo del “videoclubista” de a la vuelta de mi casa y luego de tener su comercio por una decada (donde aparte de VHS tenia juegos de Arcade) tuvo que cerrarlo porque por mas que intentó sobrevivir con el DVD y la PS2 no le alcanzo al ser “independiente” y no parte de las cadenas nacionales o multi. Asi que ahora él ya vive de otra cosa pero tiene su pieza en la casa de sus padres con mas de 300 VHS de todo tipo. El otro dia nos sentamos con la casetera, la limpiamos y vimos Starship Trooper (muy mala), Unforgiven (15 minutos porque la cinta no aguantó 😦 ), Criaturas Salvajes (nueva dentro de todo :P) y nos quedó para la proxima las 2 de Ace Ventura, 9 Semanas y Media y varias mas! jajajja

    saludos

  9. hola! me encantó el artículo. es verdad que ya casi ni quedan video clubs. yo también vivo en San Telmo y me encanta que sigan resistiendo ahí! sobre todo el que está en Bolívar y Estados Unidos (el video club de mi infancia). cada tanto me doy una vuelta y alguna peli alquilo.
    saludos!

    ahh! muy buena la página, llena de recuerdos!

  10. Lamento profundamente el cierre de todos los videoclubes que hubo en mi barrio (Devoto). Empezando por uno que quedaba a 4 cuadras de mi casa, el que más frecuentaba y el que mejor puesto estaba, todos empezaron a percibir una baja en los alquileres y finalmente no pudieron contra la piratería. Es una desgracia. Había un Blockbuster a 20 cuadras que fue el último que cerró por acá cerca y sólo queda uno como a 13 cuadras que se dedica a alquilar dvds truchos lo cual me parece pésimo…
    Desearía que volvieran a abrir sobre todo porque esos cierres dejaron a mucha gente sin empleo y, aun peor, a gente que hacía años que e dedicaba a eso y ahora tiene que empezar de nuevo…

    Muy bueno el blog 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: