ET de Atari: Autopsia a un videojuego

Hoy por hoy (un inicio así nunca falla) resulta común pensar que el mundo de los videojuegos es una industria gigantesca, sin grietas de ningún tipo. Una suerte de mina de oro llevada a la enésima potencia, un emporio sólo comparable al de la televisión e Internet. Es verdad que parece impensable que un buen día los videojuegos se fueron a pique y que se llegó a considerar que un simple título podía literalmente hundir (ya veremos por qué  digo literalmente) a una industria que, para ser justos, estaba en sus inicios.

Situémonos: año 1982. El corazón mismo de la era más hermosa, fructífera y genial del cine de fantasía y ciencia ficción. Mientras la pantalla grande veía monumentales estrenos de la talla de Indiana Jones, La Historia Sin Fin, Los Goonies, Volver al Futuro y Blade Runner (por mencionar un rápido Top Five), la  incipiente industria de los videojuegos comenzaba a tomar forma. Y digo “forma” porque en esos años plantaba bandera la Atari 2600, que aún a base de píxeles bastante poco demostrativos, comenzaba mostrar personajes que se asemejaban un poco más a la realidad que los siempre fieles pero sencillos palillos del Pong.

Los videojuegos, además, comenzaban a adaptar películas. Y no es inentendible que la genialidad de Steven Spielberg plasmada en “ET, el extraterrestre” tuviera su correlato en el mundo virtual e interactivo (dos palabras profundamente ochentosas). Todo parecía de manual: hacer un juego basado en la peli, venderlo como pan caliente y a meter los verdes en las islas Caimán y que la magia de la economía haga el resto.

Convencido de ésto, Howard Scott Harshaw desarrolló el jueguito en cuestión y Atari pagó… entre 25 y 30 millones de dólares por los derechos de la peli. ¿Una bestialidad, hablando mal y pronto? Los cerebros de Atari consideraron que los gastos por derechos serían ínfimos al lado de la recaudación. Para ir al grano, les falló el cálculo.

Se vendieron 1,5 millones de juegos. Nada mal, podría pensarse, excepto por el pequeño detalle de que se habían producido cuatro millones, una cantidad desorbitada para esas épocas, pero que parecía coherente si se tiene en cuenta que ET había sido la gran revolución cinematográfica en muchos años.

¿Adónde fueron a parar las millones de copias restantes? Antes de que se apresure cualquier respuesta grosera (pero no por ello del todo desacertada) cabe decir que en este punto la realidad se confunde con la leyenda. En Nuevo México comenzó a correrse el rumor, allá por principios de los ochenta, de que varios camiones de la empresa Atari, cargados con cartuchos de ET, arrojaban los juegos a enormes fosas cavadas en la región y enterraban la sobreproducción. Las pérdidas de la empresa pusieron a Atari al borde de la quiebra y aunque las versiones de “los ET’s enterrados” nunca fueron del todo corroboradas, la empresa sí admitió que por esos años se había deshecho de bastante material, aunque no apuntó concretamente a los juegos basados en el amigo intergaláctico de Elliot.

¿Por qué ET de Atari fracasó? Quizás la economía pueda dar lógicas respuestas al respecto. Pero, en términos de los usuarios… sencillamente el juego era un desastre. En un comienzo, Atari quería un videojuego sencillo, con la misma lógica que el Pac Man, pero Harshaw, que ya había cosechado sus triunfos y la bendición de Spielberg con su adaptación de Raiders of  The Lost Ark para consolas hogareñas, quiso dar un paso más adelante y plantear un juego de ET que se pareciera a la película.

Quizás Harshaw haya visto algo que ningún otro humano pudo apreciar en la obra maestra de Spielberg, pero el caso es que el juego apenas se aprecía a la película en el hecho de que unos cuadrados (supuestamente policías) perseguían a ET. El hecho era que la mecánica del juego, lisa y llanamente, no se entendía nada.

Hoy es considerado “el peor juego de la historia”. Quizás sea tan snob como decir que Plan 9 es la peor película de la historia (siendo que existe la Star Wars Brasileña), pero en cualquier caso lo cierto es que esta inentendible versión de ET amagó con hundir algo más que una millonada de cartuchos.

Que la Fuerza los acompañe!

=Malena=

Anuncios

5 comentarios

  1. El otro dia vi un video en youtube con una guia de lo que hay que hacer en juego. No dura mas de 5 minutos jajajaja

  2. […] y bizarra del videojuego para Atari que casi hizo que la industria gamer se hundiera, para eso está este post. Hoy la cuestión será el Storybook que salió en 1982 sobre la […]

  3. tuve jugando et para gba logre bajarlo pero la vercion atari 2600 estuvo muy malicimo

    video informe de irate gamer de et

  4. […] nunca volviera a levantar cabeza. Y es allí donde abro un paréntesis y los invito a visitar un post de este blog en el que se habla más puntualmente del […]

  5. […] acuerdan de la historia del videojuego de ET? ¿no? ¡No toquen Google! Acá mismo en Que Planeta Generoso está la […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: